Arquitectura doméstica

Dar, el nombre otorgado a las estructuras domésticas más comunes en Marruecos, son hogares hallados en una medina, o un área urbana de una ciudad. La mayor parte de las casas en Marruecos se adhieren tradicionalmente al Dar al-Islam, una serie de reglas de la vida cotidiana del Islamismo. Los exteriores de los Dar son típicamente sin ventanas, excepto pequeñas aberturas ocasionales en lugares secundarios, tales como escaleras y áreas de servicio. Estos orificios proveen luz y ventilación.  Los Dar están formados por lo general con paredes altas y gruesas que protegen a sus habitantes de robos, animales u otros peligros similares; sin embargo, tienen un valor mucho más simbólico desde la óptica árabe. En esta cultura, el exterior representa un lugar de trabajo, mientras que el interior simboliza el refugio.  Por esta razón, los interiores de los hogares marroquíes están a menudo muy decorativos y trabajados.

Al igual que la mayor parte de la arquitectura islámica, los Dar están rodeados en patios pequeños al aire libre, bordeados por paredes altas y gruesas, las cuales tienen la finalidad de bloquear la luz directa y minimizar el intenso calor.  Las habitaciones suelen estar divididas por dos o cuatro puertas entre cada una. Son largas pero estrechas, por lo que generan espacios verticales, debido a que los recursos regionales y la tecnología aplicada a la construcción no permite hogares de mayor longitud que trece pies